Es la historia de un no amor

Cuando Víktor Shklovski dejó atrás su San Petersburgo natal no podía imaginar que Berlín sería el lugar del no amor.

El que fuera el fundador de la OPOYAZ, la Sociedad para el Estudio del Lenguaje Poético, había hecho un poco de todo durante la Revolución Rusa: había sido soldado, instructor y conductor de vehículos blindados, poeta y comisario del gobierno provisional de 1917. Después, había sido maestro en la rebautizada Petrograd y allí se codeó con autores como Yevgueni Zamiatin, Maxim Gorki o Vladimir Maiakovski. Resulta difícil imaginar cómo un poeta y escritor famoso y respetado -fundador del formalismo ruso- pudo llegar a la durísima decisión de abandonar su país, pero Viktor Shklovski era un hombre de convicciones y discrepaba de los cambios en la dirección que se habían producido en los altos estamentos del poder ruso. Lo dejó todo y marchó a Berlín.

Allí empezó otra vida: era un escritor pobre, poco o nada conocido, entre muchos exiliados como él, rusos que añoraban su patria pero que no podían volver a ella. La mezcla de procedencias era aún más dolorosa: Berlín acogía a los disidentes de la Revolución, que habían luchado contra los rusos blancos, pero a su vez éstos también vivían allí, en el distrito del Zoo. Las mismas calles para adversarios ideológicos unidos en el exilio.

Allí, Viktor Shklovski escribió la novela epistolar Zoo o cartas de no amor, o dicho de otro modo, su larga carta de no amor para Alia, el alter ego literario de Elsa Triolet, escritora y como él, exiliada rusa. Espíritu libre, Elsa tan pronto deja Berlín para residir en Londres o viajar a Tahití, y sus ausencias son tan crueles para Viktor como su presencia en la ciudad alemana. Llega el día en que el escritor, derrotado por su no amor, solicita a las autoridades rusas que le permitan regresar a su patria; tan duro es ver a Elsa, distante, que prefiere no verla y establecer entre ambos una verdadera distancia geográfica.

Los cuatro desgarradores textos de Viktor Shklovski sobre su relación con Elsa Triolet se incluyen, por primera vez, en la edición de Zoo o cartas de no amor publicada por Ático de los Libros: según las reglas de la edición, son posfacios cuando en realidad siguen siendo cartas de no amor.

Be Sociable, Share!

Tags: , , , , ,

Un comentario

Dejar un comentario


8 − = 2